Documentos de interés

Empresa saludable. ¿Qué es y que beneficios tiene para las empresas y los trabajadores?

10/08/2021  

¿QUE ES UNA EMPRESA SALUDABLE?

La empresa saludable es aquella que se preocupa por mejorar de manera activa y continua la salud de sus trabajadores, haciendo más saludable tanto el ámbito de trabajo como los hábitos de sus empleados dentro y fuera del entorno laboral; se preocupa por mejorar el bienestar de sus empleados y establece políticas activas para mejorar su estado de salud, no sólo a nivel de la salud de los trabajadores, sino también del ambiente laboral.

Una empresa saludable va más allá de lo que establece la legislación y busca maneras activas de que sus empleados estén a gusto a nivel físico y psicosocial. Promueve la flexibilidad, la felicidad, el liderazgo compartido, la autenticidad, la diversificación de género y cultural, además de valorar y desarrollar a las personas que forman parte de ella. 

Es aquella organización que tiene en cuenta que los trabajadores son el principal valor que tiene una empresa y que constituyen una pieza clave para que ésta sea competitiva. Tiene en cuenta que todos tenemos una "salud única" que compartimos en el entorno laboral, en el familiar y en nuestra sociedad. Una nutrición desequilibrada, baja actividad física, una salud emocional desatendida u otros hábitos no saludables son circunstancias que afectan a la salud y por lo tanto al trabajador como persona.

Este nuevo modelo de empresa enseña a los empleados a gestionar el estrés, las emociones, a mejorar el clima laboral, prevenir lesiones y enseñarles a cómo pensar y accionar saludablemente para lograr un mayor rendimiento.

 

¿QUÉ BENEFICIOS TIENE SER UNA EMPRESA SALUDABLE?

1. Mejora de la salud y seguridad de los trabajadores

Las empresas que apuestan por tener una empresa saludable, priorizan la salud de los trabajadores, asegurando la prevención de riesgos físicos y psicosociales, fomentando los hábitos de vida saludables, en un buen clima laboral.

2. Reducción de la siniestralidad

La existencia de entornos laborales sanos y seguros determina una reducción de la accidentabilidad, de las enfermedades profesionales, de los conflictos con compañeros y con usuarios, y de las enfermedades relacionadas con el trabajo. Y por lo tanto reducción del coste de siniestralidad de la empresa.

3. Mejora de su implicación y motivación

Los trabajadores se sienten cuidados y reconocidos por la organización. Se incrementa la percepción de la participación activa en los proyectos y en los resultados. Favorece la retención de talento y el orgullo de pertenencia a la empresa.

4. Mejora de la productividad

Una mayor implicación y motivación de los empleados mejora en la viabilidad de la empresa, con efectos sobre resultados, con una mejora de la productividad.

5. Mejora de la imagen de la empresa

Aplicar dicho modelo de empresa saludable mejorará la imagen corporativa de la organización, mediante la proyección que de la empresa realicen los mismos trabajadores, clientes y proveedores. La empresa se puede convertir en referente en su sector y en la sociedad, incidiendo también en los aspectos de sostenibilidad y, de esta forma, ser atractiva para los profesionales.

La imagen de una empresa que se preocupa por sus trabajadores y favorece un buen ambiente siempre será superior a una donde esto no se produzca y ayudará a conseguir mejores perfiles para cubrir las vacantes.

 

¿QUE DEBO TENER EN CUENTA A LA HORA DE IMPLEMENTAR EL MODELO DE EMPRESA SALUDABLE?

1. Colaboración de la dirección de la empresa.

La dirección de la empresa es la primera que se tiene que comprometer con el cambio. Serán los responsables de crear un ambiente de trabajo agradable y contribuyen a mejorar el compromiso. Además, se involucrará a los trabajadores en el diseño de las acciones, recabando información acerca del empleado, conociendo su trayectoria en la organización y detectando que conocimiento tiene de la empresa.

2. Evaluar la situación de inicio de la empresa y establecer objetivos.

El primer paso de cualquier proceso es siempre hacer una evaluación. Saber dónde nos encontramos, ver qué acciones estamos haciendo en relación con la salud, la seguridad, el bienestar y la sostenibilidad en la organización, nos permitirá conocer cuáles son los puntos a mejorar y a adaptar dentro de la empresa.

Una de las herramientas que podemos utilizar es hacer una lista con todas las políticas o programas activos para tener una visión general de la situación en ese momento. A continuación, se definirán los objetivos que se quiere conseguir.

Como ejemplos de objetivos podrían ser:

·         Reducir las bajas laborales por enfermedad en un 10% en el periodo de un año.

·         Reducir el % de personas fumadoras en la empresa.

Es importante desarrollar diferentes objetivos en todos los campos de la empresa saludable, para que cada aspecto esté cubierto y los resultados se puedan medir de forma global.

3. Diseñar planes personalizados y adaptados a las necesidades de los profesionales.

Al igual que las empresas quieren mantener a los clientes, los departamentos de recursos humanos tienen que mantener a los trabajadores que cada vez demandan más productos adaptados a sus necesidades.

Para que esto pueda realizarse, es necesario conocer a la persona’ para conseguir empleados comprometidos y felices con sus organizaciones.

Algunas de las acciones que puedes realizar en este sentido son fomentar las oportunidades profesionales, dotar de libertad para tomar decisiones e impulsar el aprendizaje y realizar campañas en fomento de la salud.

4. Fomentar la innovación.

La innovación es un aspecto clave en toda estrategia de negocio, la participación de los empleados ayuda a potenciar la mejora continua en la empresa, permite capturar más valor para la empresa, desarrollar la creatividad y favorecer la colaboración y cohesión interna. Con este punto se consigue mejorar el compromiso, la satisfacción y la labor de los trabajadores.

5. Implementar fórmulas de trabajo nuevas.

La digitalización está transformando los mercados, lo que está provocando nuevas fórmulas de trabajo que dan respuesta a las nuevas generaciones y a la globalización, además de a las propias necesidades de los trabajadores.

El ‘smart working’ es la evolución del conocido ‘teletrabajo’, pero ahora incorpora el trabajo por objetivos, el concepto de movilidad y el uso de la tecnología en pro de dotar de autonomía a los trabajadores, aportarles flexibilidad y poniendo en valor los beneficios de una organización.

 

¿CÓMO PROMOCIONAMOS LA SALUD?

La promoción de la salud es también otro aspecto que hay que tener en cuenta y que va más allá de las acciones en el propio centro de trabajo. Se trata de ofrecer al trabajador distintos programas que les permita mejorar su estado de salud y tener unas conductas y hábitos más saludables.

Uno de los más comunes es el de los programas para dejar de fumar, siendo también bastante habituales los destinados a mejorar la salud cardiovascular o los nutricionales para enseñar patrones alimenticios más saludables.

La promoción de la salud no es un gasto sino una inversión en empleados más sanos, más productivos y, la clave de todo esto, mucho más felices. Invertir para ser empresas saludables está lejos de ser un gasto no retornable. Es una inversión que mejora el bienestar de la organización, su reputación y su productividad sin tener pérdidas.

 

 

DOCUMENTOS:
Compartir:
Top