Sala de Prensa

Falta de agilidad en la tramitación de licencias

14/06/2013

La Asociación de Empresas de la Construcción y Promotores de Menorca manifiesta  su malestar  ante la lentitud  y exceso de burocracia con la que se siguen tramitando las licencias de obras en los Ayuntamientos,  destaca especialmente en este aspecto el de Ciutadella.

Manifestando nuestra total oposición a la propuesta del  Ayuntamiento de Ciutadella que  pretende cobrar por adelantado la tasa de las licencias de obras, lo que implicará menor interés en la resolución de los expedientes, y el incremento de petición de documentos que no están amparados por norma alguna, como viene sucediendo frecuentemente.

Lo que deberían implantar los Ayuntamientos, tal como han venido reclamando reiteradamente los sectores implicados, es la declaración responsable como procedimiento ordinario para la agilización en tramitación de licencias menores, tal como obliga  la Disposición Final quinta de la Ley 17/2009 de transposición de la Directiva 2006/123/ C.E., que establece que las entidades locales han de adaptar sus normas reglamentarias a la misma, y que  la declaración responsable o la comunicación previa debe ser el mecanismo ordinario, para el otorgamiento de permisos, licencias o autorizaciones. Hasta ahora sólo el Ayuntamiento de Alaior ha implando dicho sistema, y funciona correctamente.

La tramitación telemática de licencias menores debería ser una práctica habitual en todas las administraciones locales. Teniendo en consideración la actual situación económica, las empresas no pueden estar en una situación de incertidumbre, sin saber el tiempo que se tardará en resolver las licencias menores,  y con constantes e infundados cambios de criterios en cuanto a la documentación que se debe acompañar a las peticiones.

Desde la Asociación seguimos lamentando la poca de sensibilidad de las Administraciones Públicas por el sector económico de la construcción y sus actividades auxiliares, que continua manteniendo un numero elevado de puestos de trabajo, por lo que resulta urgente el facilitar la tramitación burocrática de las licencias y permisos, asegurando que los trabajos son realizados por empresas y profesionales que están dados de alta en la Seguridad Social y que pagan sus tributos. En caso contrario, es la propia Administración la que está favoreciendo la economía sumergida y la infracción de las normas.

Por otro lado, el retraso en la tramitación de la Norma Territorial Transitoria está provocando graves perjuicios al sector, pues es imprescindible la modernización del Plan Territorial Insular (PTI), corrigiendo los defectos que con el transcurso de los años se han demostrado ineficaces. Como son  la obligación de estar inscritos en el registro de edificios en régimen especial en suelo rústico para realizar incluso obras menores, la variación urgente de las densidades de edificación en nuevos desarrollos que hacen inviable cualquier ejecución según lo actualmente regulado, además de provocar un consumo insostenible del territorio, la modificación urgente de las matrices de en suelo rústico y la autorización de las obras de ampliación razonable de edificabilidad de edificios existentes; y así una cantidad sustancial de mejoras que precisa la máxima norma de ordenación territorial de Menorca.

Pese a los anuncios realizados, desde la Asociación de Empresas de la Construcción y Promotores de Menorca, se observan muy pocos avances en materia de agilidad y eficacia administrativa, y en materia de incentivos a la actividad económica, lo que está provocando que la actividad prosiga su signo negativo, como demuestran los últimos datos de visados de proyectos.

Compartir:
Archivo de noticias
2018 (5)
Top